Descubrimiento de la alegría | Opinión | Pandemonio | Peru21

Ricardo Gareca

No nos hemos abrazado suficiente. Y vaya que la sufrida Madre Patria estaba extrañando este inmenso abrazo de sus hijos. Mira ese Estadio Nacional, mira cómo resplandece iluminado de gozo, rugiendo Perú, Perú, Perú como un solo gigante de miles de cabezas, florecido de banderas, ardiendo de ilusión, batiendo palmas y tambores, hirviendo de fervor. Los jugadores rivales no pueden creer lo que están viendo, solo atinan a sacar sus celulares y tomar fotos entre atónitos e intimidados, como turistas, nunca en sus gringas vidas han visto nada similar.

a través de Descubrimiento de la alegría | Opinión | Pandemonio | Peru21

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.